Todo lo que debes saber para lavar tus cortinas black out

Si desde hace algún tiempo has querido aprender cómo lavar cortinas black out, pero no has podido hacerlo, continúa leyendo para que descubras lo sencillo que es.

Las cortinas blackout tienen la función de filtrar por completo la luz exterior e incluyen sistema de aislamiento térmico para modular la temperatura, sin importar la época del año. Algunas están hechas de tela y otras de PVC para facilitar el lavado y ayudar a controlar la proliferación de hongos. Para mantener el buen estado y funcionamiento de tus cortinas, te enseñaremos el paso a paso de cómo lavar cortinas black out.

  1. Sacar el polvo: Retira la cortina del rodillo y colócala en una superficie lisa. Luego, pasa suavemente una aspiradora para retirar el polvo o telarañas, o también puedes hacerlo con un cepillo suave.
  2. Remojar: Si la cortina blackout es de tela, puedes llenar una bañera o una tina con agua tibia y agregar un jabón o detergente que no sea dañino; no importa si es líquido o en polvo. Pon tu cortina en la bañera y déjala remojar durante media hora para que se pueda desprender la suciedad.
  3. Frotar: Si existe alguna mancha que no ha salido, frota la cortina con suavidad apoyándote con un cepillo de cerdas blandas.
  4. Enjuagar: Vacía la bañera con los restos de jabón y suciedad, y enciende la ducha para enjuagar la cortina.
  5. Secar: Una vez limpia, extiende la cortina al aire libre, lejos del sol, para su secado.

En caso de que la cortina esté elaborada con PVC, se deberán seguir los mismos pasos,  con tan sólo ligeros cambios.

  1. Sacar el polvo: Quita el polvo con un paño seco o con un cepillo suave.
  2. Limpiar: Mezcla en un recipiente agua tibia y un poco de jabón o vinagre, para, posteriormente, con ayuda de un paño frotar delicadamente sobre las zonas con mayor suciedad.
  3. Secado: Retira con un paño seco lo que queda de humedad y de jabón. Después, déjala secar unos minutos más de forma independiente para que quede lista.

Recomendaciones generales

Una vez que tienes los pasos para la limpieza de tus cortinas black out, es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones para que el resultado sea efectivo:

  • No laves en lavadora ni utilices la secadora, esto podría lastimar la composición de tu cortina.
  • Evita productos abrasivos, como el cloro y detergentes que quitan manchas o grasa, ya que pueden desgastar y perjudicar el color y el material de la cortina.
  • Cuando estés frotando la tela, evita hacerlo con presión para que no se raye.
  • Mantén estirada la tela durante el lavado para que no aparezcan arrugas.
  • Si quieres usar la lavadora, deberás hacerlo en un ciclo suave. Aun así es riesgoso.

Si sigues los pasos anteriores, de forma regular, para mantener limpias tus cortinas black out, evitarás la aparición de hongos y otras bacterias, sobre todo si se encuentran expuestas a climas húmedos. Asimismo, no te preocupes por las manchas que puedan aparecer tras el uso, con estos pasos, las eliminarás de forma rápida.

Deja un comentario