Conoce las cortinas Black Out y sus principales beneficios

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Las cortinas black out están fabricadas con una tela que ha recibido un tratamiento especial en su tejido, cubriendo por completo una de sus caras con una capa de poliuretano o poliéster. Estas fibras sintéticas aplicadas en forma de capa protectora se caracterizan por su gran resistencia a las condiciones ambientales y el paso del tiempo, así como también en términos de aislación, privacidad y climatización.

Actualmente, las cortinas blackout pueden encontrarse en los mismos formatos que las cortinas tradicionales, tanto en paños de tela como en formato roller.

Beneficios de una cortina blackout

¿Cuáles son las principales ventajas y aplicaciones de las cortinas blackout versus otro tipo de cortinaje? A continuación, conoce sus características.

1. Reduce los costos de climatización

La tela blackout posee significativas propiedades de aislación térmica que se pueden apreciar durante todas las estaciones del año. Esto, porque bloquean la entrada del calor durante el verano, ayudando a refrescar el ambiente al interior de las habitaciones y disminuyendo la necesidad de usar aire acondicionado.

Por otra parte, durante el invierno ayudan a retener el calor de la calefacción impidiendo que se pierda a través de las ventanas. Esto es especialmente importante en habitaciones con vidrios de gran tamaño, ya que las ventanas generan hasta un 25% de pérdida de la energía térmica producida por la calefacción.

2. Bloquean la luz y el paso de los rayos UV

Esta es una de las características más importantes de las cortinas blackout. Esto representa una mejora significativa en la calidad del sueño para personas que trabajan de noche y duermen de día, bebés o quienes duermen en habitaciones muy iluminadas como aquellas próximas a luminarias públicas o las ubicadas en latitudes extremas.

Esto es muy importante porque dormir en una habitación oscura fomenta la producción natural de melatonina, una hormona que ayuda a regular el sueño, fortalece el sistema inmune y los procesos de regeneración celulares y neuronales.

Por otra parte, la protección contra los rayos UV ayuda a prolongar la vida útil de pisos flotantes, parquet, tapicería, cuadros, fotos y otros objetos próximos a ventanas que reciben gran cantidad de radiación UV durante el día.

Otra de las aplicaciones usuales en este aspecto es la utilización de cortinas blackout en habitaciones donde se utilizan televisores, pantallas o proyectores ya que el oscurecimiento total que se puede lograr mejora considerablemente el contraste y la definición de las imágenes.

3. Disminuyen la contaminación acústica

Otro de los beneficios derivados de la densidad y materialidad de la tela de una cortina blackout es la reducción de la contaminación acústica proveniente del exterior. Esta característica también es de gran ayuda para quienes duermen durante el día o tienen problemas para conciliar el sueño.

4. Privacidad

Este tipo de cortinas contribuyen a un entorno con más privacidad, ya que no se puede ver a través de la tela. Durante el día bloquean la visibilidad desde el exterior y de noche no proyectan sombras hacia afuera cuando las luces se encuentran encendidas. Este tipo de aplicación es muy requerido por quienes viven en casas o departamentos que están muy próximos a los vecinos o a la calle.

Ya sea para generar un ambiente que mejore la calidad del descanso, reducir los gastos en climatización, aumentar la vida útil del mobiliario o simplemente para crear una sala de cine en casa, las cortinas blackout son una excelente inversión y un gran aporte en la decoración de hogares y oficinas.

Dejanos tu comentarios

Lee también